sábado, 29 de octubre de 2016

ESTOS DÍAS EN LOS QUE ES FÁCIL SER FELIZ PERO AVANZO DIRECTO AL MATADERO. Gerardo Grande


ESTOS DÍAS EN LOS QUE ES FÁCIL SER FELIZ PERO AVANZO DI-
RECTO AL MATADERO  Escribo hasta que llega el amanecer
despierto por la tarde  destapo una cerveza  fumo  me
enamoro  y espero a que toque el timbre cualquier amigo
para ir a robar libros a una librería de nuevo  Ayer los po-
licías casi nos atrapan  corrimos bajo las últimas luces de
la tarde  sobre una calle empedrada y estrecha  Mientras
sacaba el libro de mi chaqueta miré a mi amigo  su cabello
rebotando sobre la frente  nuestras risas y las luces alum-
brando su rostro que resume estos días de perros de lote
baldío  contentos  festejando cualquier sobra  cualquier
pedazo de algodón entre los vidrios y las jeringas de esta
juventud kamikaze  En su expresión estaba el poema que
sé que nunca voy a poder escribir  porque a veces las cosas
más hermosas se quedan girando en el sistema planetario
que me habita  y así forman otro astro  otra civilización
avanzando dentro de mí  intocable  que me hace sonreír
La juventud es la etapa más peligrosa  uno se entrega a la
vida o a la muerte y no hay medios caminos  de un lado
brilla un carrusel  lento aburrido seguro  y del otro abre
sus fauces un sol negro  que primero derrite todo y luego
lo traga para crecer  Yo elijo esto último  Luego pasamos
por una tienda  nunca hay dinero pero sí agilidad  mien-
tras uno llama la atención el otro guarda bajo su chaqueta
un par de cervezas  Nos vamos por cualquier calle  un
trago  un poema dos poemas leídos  otro trago  Es fácil
ser feliz  aunque está todo perdido  Uno escribe sin
esperar nada a cambio porque está todo perdido  Porque
siempre queda la posibilidad de rescatar algo desconocido
e inesperado  un punto brillante para ser devorado
bajo la noche sin estrellas  exactamente como perros
de lotes baldío


Gerardo Grande. La edad atómica. La Bella Varsovia, 2014.

      

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada