lunes, 2 de marzo de 2015

CHICAS BONITAS (1)


1
TAMARA

Haciendo abdominales mi hermano
Miraba por la ventana y sólo le veía los pies
Coloqué mi rodilla entre sus piernas
En aquella habitación todos los curas del mundo flotaban
Pero sus cabezas no
Por lo que los ríos de cabellos talaban sus muñones
Me dijo que me mataría al día siguiente
Yo que a través de la ventana sólo le veía los pies
Y debajo de la cama los maullidos te dejaron sorda
Atado a un coche de juguete no puedo moverme
Y tú con tus pies pequeños a punto de arrancarlo
Pero no tiene gasolina
Si hubiese tenido mi piel habría ido derecha a la habitación donde mi hermano hace abdominales
Donde la luz entra agarrada a las piernas de las mujeres
Tantos maullidos te dejaron sorda
En tu jaula compuesta de carne humana
A tu jaula sólo entra él con bastón y sombrero
En la boca muerde una baraja de cartas
Tú sólo sonríes tonta
Yo miraba por la ventana y sólo le veía los pies
Debajo de la gran ola de madera
Tu cuerpo estaba en la jaula con él
Tres palomas muertas colgaban del ala de su sombrero
¡Vivo en un país de sombreros y gabardinas!
Haciendo como estoy árboles con el aluminio de las bicicletas
Y mi hermosa mujer con la boca muy abierta
Le cabría un coche de juguete
Le cabría un coche de juguete incluso conmigo atado
Mi hermosa mujer está muerta
Murió sorda
La encontró la policía tras meses de búsqueda
En el maletero de un coche de juguete.


Del poemario inédito "El chico que se peinaba con un revólver".

martes, 24 de febrero de 2015

COMA. Carmen Camacho


Quedé con Dasha. Al caer la noche, junto al puente, en
la garita vieja. Casi se mea encima cuando abrí la mochila y le
enseñé lo que escondía. La botella. Por fin. La abrimos para
probarla. Nunca más se supo de nosotras.

Desde entonces vagamos, tomadas muy muy fuerte de la
mano, entre la espesa niebla. Ya casi no oímos los ladridos
y las voces que, como desde otro mundo, gritan nuestros
nombres.

Llamamos a cada una de las puertas que vamos encontrando.

No nos gustan quienes abren: son señores gordos, con manos
grandes, que nos sientan en sus rodillas y nos aprietan la
cara contra sus bocas para decirnos cosas feas.


Carmen Camacho. VUELO DOMÉSTICO. EL GAVIERO EDICIONES, 2014.





jueves, 12 de febrero de 2015

REMAKE DE EL CLUB DE LA LUCHA (1)


1
He comenzado a ser “yo” gracias al insomnio, a esa catástrofe a la que le debo todo y que ha marcado tan profundamente mi juventud. Si he percibido ciertas cosas en este mundo, es porque tuve la suerte de no poder dormir…
E. M. Cioran

Desde mi balcón los vi a todos
Desde el balcón de mi habitación del Hotel Napoleón los vi a todos
Uno lloraba cabezas de bebé
Que escurriéndose por sus mejillas caían
Sin remedio
A la nieve ardiendo
Otro disfrazado de griego contaba conchas allá en lo alto de la nube
Su sonrisa era un pescado dando coletazos
Mis manos entonces dispusieron de océanos
Su cáliz siempre hueco aspiró las cabezas de bebé
Tornándose ahora por pétalos de rosa
Pétalo mi perro talado de García Lorca
Sus patas fueron a parar al portazo de espaldas
Su hermosa cabeza tenía tejas de cinc
Siempre pensé que moriría a manos de un gánster de barba blanca
Por deudas de juego
Pero la musa que apuñala tiene el talón ya seco
Y mi ex mujer va siempre armada
Ahora cesa la marmita de ronronear
Su planetario de calvas verticales
Ahora me ocupo yo de las latas de atún
Ahora me ocupo yo de las tetas de Laura
Mi balcón es una enorme bolsa de basura
¡Me tiraste a la basura Maldita!
Desde mi balcón veía el Arco de Triunfo
Y a las parisinas poniéndome caras
Y a los taxistas fumando tabaco
Y a los deportistas gastando calzado
Y a los turistas haciendo fotografías
Y a los borrachos pariendo hermanas gemelas
Y a mis órganos intentando fugarse de mi cuerpo
Intentando abandonarme
“¡Todo el mundo me abandona!” pienso o grito desde mi enorme bolsa de basura
Pero que incluso yo mismo intente abandonarme es el colmo
No me queda más remedio que darles la razón a aquéllos que me abandonaron
Y las ruedas de los caballos pinchan siempre en el mismo kilómetro
Y mis orificios nasales han puesto un cartel que dice “Entrada libre”
Todos los edificios de París
Todas las mujeres de París
Desde mi balcón los vi a todos
Desde el balcón de mi habitación del Hotel Napoleón los vi a todos.


Del poemario inédito "El chico que se peinaba con un revólver".


martes, 3 de febrero de 2015

MI VIDA: GRANDES ÉXITOS (2) (VI)



VI
JOANNA
I spent my week waiting for the Friday evening, when you come round and see me, And we drink wine from cups
Hefner

Sad-eyed lady of the lowlands,
Where the sad-eyed prophet says that no man comes,
My warehouse eyes, my Arabian drums,
Should I leave them by your gate,
Or, sad-eyed lady, should I wait?
Cantaba Bob Dylan mientras yo te escribía un SMS que resultó ser un SOS cuando estaba perdido en los pasillos de un hotel que llevaba mi nombre
Y tú me salvaste
Con tu voz como villancicos y tu lógica directa como una página de cómic
Con tu cama como un refugio y tu regazo como medicamentos
Con tu piel blanca como el norte de Europa y tu alma como un espectáculo
Cuál de ellos cree que podría contemplarte?
Un hombre de negocios abrió la puerta de su sedán y te invitó a subir y aunque la tapicería de cuero del asiento del copiloto era muy suave no montaste
Sabías que estaba lloviendo sobre mis zapatos y preferías mirar una foto mía de niño sentado en la alfombra con mis coches de juguete puestos en fila
Te dije lo que estaba pensando
Run-run y píiiii-píiiii
Un abogado pretendía que testificaras en mi contra pero sabías que el ladrón de gallinas era otro
Cuál de ellos cree que podría convencerte?
Viste que había un cactus dentro de mi camisa cuando te pinchaste con él y eran las dos de la mañana (pero no te dolía mucho)
Con tus ojos verdes como esperanzas y con tu varita mágica como un mando a distancia que controla el tiempo
Dama de ojos tristes de las tierras del este
Donde el camarada de ojos tristes asegura que ningún hombre llega
Mis ojos de discoteca mis máscaras completas
Debería tirarlos y llamar a tu puerta
O
Dama de ojos tristes
Debería esperar?


Del poemario inédito "Diario de un poeta reciencasado (2014)".

miércoles, 28 de enero de 2015

De primero sopa de fideos



A menudo al planchar mis pulmones imagino ser una peonza en el vientre de una embarazada
Serrar los pilares del sinsabor de defecar en los museos
Y mis pupilas aceleran alcanzando la copa del intestino fugitivo
Se fugó del dominó absolutamente espeso
Para visitar a los ancianos que viven en un taxi.

Inacabado

jueves, 22 de enero de 2015

UNA BALADA BALBUCEADA ENTRE ESCOTES. 10


10

Su beso en mi mejilla de cerdo tras toda una noche anhelando su beso en mi lengua de cerdo fue como cuando era niño y mi padre chupaba su pañuelo y me lo restregaba por la cara para quitarme los churretes de jugar en la calle.

Inacabado
poème abandonné

Paul Valéry

Del poemario inédito "Copenhague".

lunes, 19 de enero de 2015

RECUERDOS DE AMÉRICA ESCRITOS EN ALEMANIA (6)


6
EN UN RESTAURANTE TAILANDÉS EN WICKER PARK
(CHICAGO)



Ese How are you? se me clavó en la cabeza
Me lo habían dicho muchísimas camareras y dependientas antes
Pero este apretó un botón dentro de mi cabeza
Y entraron en ella los perros abandonados
Esas tres palabras daban vueltas en mi estómago y se mezclaban con los noodles con gambas formando una pelota de pelos
Que cómo estoy
Cuando era pequeño advertí que había dos mundos separados por un muro tan alto como Dios
El mundo de los niños y el mundo de los adultos
Muchos de nosotros intentábamos trepar al otro lado
Queríamos hacer todas las cosas que se hacían en ese lado
Ver la televisión hasta tarde
No tener que ir al colegio
Ver mujeres desnudas
Ahora siento que estoy en lo alto de ese muro con una pierna colgando a cada lado
Y Miro hacia ambos lados
En uno hay unos chavales disparando a las vacas en las tetas con unas pistolas de bolitas
En el otro hay unos tíos en San Fermín agarrándole las tetas a una chica en un tumulto
Debería beber menos y hacer más ejercicio
Debería haberme comprado el abrigo del escaparate
Si lo llevara tendría más confianza en mí mismo
Y hay un cuchicheo porque tengo una boca dentro de la cabeza
Hace solamente ring ring pero yo la entiendo
Me recuerda las cosas que he hecho y las que debería haber hecho
No puedo escapar ni esconderme en ningún sitio
Es la boca del domingo con resaca
Lo que más le gusta es plantar en la cabeza hongos atómicos
Joanna es la única que sabe cómo desconectarla
Que cómo estoy
Pues infinitamente mejor que antes de conocer a Joanna.


Del poemario inédito "Diario de un poeta reciencasado (2014)".

domingo, 11 de enero de 2015

EL TEATRO DE LA VAGINA (2)



2
LA TRISTEZA DE VISITA

En el hotel dos cervezas configuran el estampado del edredón
Sobre la cómoda hay un libro de Borges
Me sentí en pantalones cortos con las manos llenas de arena
Mi hermano montaba en bicicleta por el parque
Había tantas nubes en el vientre de la vaca
Como lunares en tu espalda
Una niña de pelo muy liso y muy largo haciéndome un ademán de despedida
¡No te vayas niña!
¡Quédate!
Que no sé dónde empieza el verano
No me dejes niña tan solo
Y sumido en este invierno helado
Dos perros por televisión comiéndose la cabeza de un bebé
La sangre me salpicó en la cara
Nació una ambulancia de entre las piernas de Virginia
Los soldados con agujeros en la boca
Me invitaban a bañarme vestido
En esas montañas hay un hotel
En ese hotel las vacas se pudren sobre hachas
Mi hermano montaba en bicicleta
Yo en el balcón miraba a Virginia
Miraba su pelo
Tan rubio tan largo.

Del poemario inédito "El chico que se peinaba con un revólver".

viernes, 2 de enero de 2015

Prólogo de "Duelo al sol". Alfonso Xen Rabanal




Me lo susurró al oído esa sombra en la niebla que decía ser Caballo Loco: 

"Amigo mío, volverán de nuevo.
Por toda la Tierra vuelven de nuevo.
Antiguas enseñanzas de la Tierra, antiguos cantos de la Tierra.
Vuelven de nuevo, amigo mío, vuelven.
Te los doy, y por ellos comprenderéis, veréis.
Vuelven de nuevo sobre la Tierra."

Y, así, regresa Vinalia Trippers... en un duelo al sol con las sombras de occidente, infectadas de ese virus sicótico que los originarios llamaron: Wetico.


Alfonso Xen Rabanal. Prólogo de "Duelo al sol". Vinalia Trippers 13, 2014.



martes, 30 de diciembre de 2014

Prólogo de "Deseo de ser piel roja". Vicente Muñoz Álvarez




Aunque como todos los tripulantes nos sentimos en el fondo más indios que vaqueros, no podía ser de otra manera, hemos decidido dedicarles a ellos, los indios pieles rojas, este Poemash.

Despojados, humillados, alienados y masacrados en nombre del progreso, marginados, iluminados y auténticos, ellos, los indios pieles rojas, nos han inspirado estos poemas, ajuste de cuentas que desde hace mucho teníamos pendiente.

Cheyennes, Arapahoes, Pies Negros, Mohícanos, Apaches, Navajos, Semínolas, Mojaves, Pueblos, Comanches, Hopis, Dakotas, Sioux, Serranos, Iowas, Cuervos y demás desposeídos del mundo, por vosotros brindamos.

Y también por Leopoldo María Panero, siempre presente (con su hacha de guerra en la mano), del que tomamos prestado el poema que da título a este libro: Deseo de ser piel roja.

Salud
& Paz en la Tierra


Vicente Muñoz Álvarez. Prólogo de "Deseo de ser piel roja". Especial Poemash, Duelo al sol, Vinalia Trippers 13, 2014.

viernes, 26 de diciembre de 2014

PRÓLOGO DE "DUELO AL SOL". Silvia D. Chica



Muy buenas, amigos lectores, adultos y ávidos de cultura A Contra Corriente.

Aquí estamos el equipo de Vinalia Trippers con la enorme tripulación que va subiendo a nuestra nave, en este caso diligencias y caballos, ofreciendo un panorama jugoso de los mejores cerebros de nuestra generación!

Escritores, poetas, ilustradores, fotógrafos. Gente que se junta con un objetivo común. El disfrute de hacer algo posible. Y que dure en el tiempo. Vinalia Trippers.

Esta vez dos rendidos homenajes, a Leopoldo Mª Panero, gran poeta, en nuestra separata de Poemash, y al género Western desde el lado salvaje, Duelo al Sol.

Vaqueros, indios y tahúres, que disfrutéis con la entrega.

Y larga vida a Vinalia!

Up!


Silvia D. Chica. Prólogo de "Duelo al sol", Vinalia Trippers 13, 2014.

lunes, 22 de diciembre de 2014

CHICAS BONITAS (2)


2
YOLANDA

Sus órganos se derretían
Explayándose por la planta hasta impregnar el negro de mis zapatos
Llovían gusanos
Con todas sus bombillas apagadas
Hay que cerciorarse del vientre antes de lamer la huella en la playa
Con los ojos extraviados me incliné para oler el humo del porro
En la humareda se debatían grandes soldados con armaduras líquidas
Ganó el que mejor nadaba
Y la primavera quebró mis orejas a golpe de pájaro
De sus ramas el bramido del ahorcado
No tiene ése prisa ya por enjugar su semen
Latente está la huracanada estación de bombillas
Sus rayos se hilvanan para componer pestañas sólidas
Que se queman por el calor al poco de recorrer un cuerno de virus
Mi niña
La más hermosa del baile
Este avión es una enorme sala de fiestas
¿No lo ves?
¡Cómo apesta la creación!
Con su negritud
Con sus sermones
Con mis hijos atropellados
Un gol de Fernando Torres que festejamos nosotros ovacionándole en pie
Fernando Torres está rodeado de paredes
Mil millones de paredes llenas de bombillas le iluminan rodeándole
Mi amor
La más guapa del baile
Tus ojos son fritos
Como es incolora la sangre del muerto
Mis incursiones al excremento de Alicia son cada vez mayores
Y el olor trastorna mis músculos
Sus senos uno en cada mano
Sus latidos salían de su cuerpo haciéndose extensos
¡Oh sus dos senos uno en cada una de mis manos!
Mis latidos vomitaron playas donde sólo había grados
Yo en la comunión de tu pezón rosa
No sé tu nombre ni tu edad
Sólo me sé tus senos en mis manos
Y esa lluvia de trigo por tu espalda
Y ese salvaje contoneo de tu talle
Corrí
Corrí por la ensenada de sombreros y miles de sillas salieron despedidas del hotel
Un bombardeo de sillas sobre las cabezas inmóviles sin cuerpo
Ésas que desparramadas por el suelo sólo pueden mirar el cielo o la tierra según su postura
Un bombardeo de sillas sobre la ojeriza que el asesino tiene por su víctima
Un bombardeo de sillas sobre el solar repleto de escombros de mi existencia
En el hotel ya no quedaba nadie
Los números de las puertas se suicidaron
Se tiraron desde la altura de sus puertas reventando sobre la moqueta del pasillo al caer
Los números sangran letras
Las puertas inauguraron un museo
Y no nos permiten la entrada a los hombres
Sólo Dalí ha estado en su interior
(Disfrazado de puerta)
Después de aquello nunca más quiso ser hombre y no se quitó el disfraz
Yolanda me cobró un millón de dólares por montarla
Y me obligó a taparme la cara con una bolsa de papel que llevaba en el bolso
Tu zapato de tacón
Con mis calcetines hago una lengua
Larga y lisa de dragón para asustarte
Me queman las manos
Se zurcen los horóscopos de un invierno en el claustro
Me queman las manos
Me revienta el pulso
Tus grandes ojos azules Yolanda
Tus piernas confundidas con las mías
Tu pelo confundido entre mis rizos Yolanda
Asolado y despierto entorno la ventana.


Del poemario inédito "El chico que se peinaba con un revólver".

jueves, 18 de diciembre de 2014

PRÓLOGO DE "DUELO AL SOL". Rodrigo Córdoba



(basado en hechos casi reales)

salto sobre él… agarro su cabeza, entre mis dedos un buen manojo de pelo, mi cuchillo (afilado como la lengua de su pastor) rápido, de adelante hacia atrás, rápido y sin pensarlo…

llevo un bonito recuerdo suyo, como si estuviera recogiendo conchas en una playa de Benidorm, me lo cuelgo del cinturón, ay qué asco!!! me ha manchado de sangre, a ver si este minero sucio sin dientes me contagia algo!!!! asco, espero que la parienta no se enoje, bueno… seguro que al final por algo va a protestar…
si llego tarde a la cena, la mesa ya está servida, el agua de fuego… si entro al tipi con las patas sucias… bueno, lo mismo…
a seguir juntando conchas, quiero decir cabelleras… una buena manta para el invierno es lo que nos hace falta.

olvidarnos de Ford, de sus vaqueros de dientes relucientes y camisas limpias y viajar al desierto de Almería, fumarnos la primera piedra que encontremos y quemarnos bajo el sol toma tras toma… unos espaguettis al dente, sucios y grasientos.

a disfrutar el VINALIA!
número especial para subirse al caballo
y viajar por sus páginas.

Rodrigo Córdoba


Rodrigo Córdoba. Prólogo de "Duelo al sol", Vinalia Trippers 13, 2014.


miércoles, 17 de diciembre de 2014

PRESENTACIÓN DE VINALIA TRIPPERS 13 "DUELO AL SOL" EN LEÓN




VINALIA TRIPPERS 13

DUELO AL SOL

Y EL ESPECIAL POEMASH
DESEO DE SER PIEL ROJA

19 de Diciembre, viernes
20:30 h
Gran Café
C/ Cervantes, 9. León




domingo, 14 de diciembre de 2014

Anillos consumen tu cuerpo...


Anillos consumen tu cuerpo
Con bocanadas de humo
Rey de sotas
Echo a volar
Sonidos de teclado
Al ritmo de la sangre de una farola
Arpas con filtro
Revolotean traviesas
Alrededor de un pan de molde.

lunes, 8 de diciembre de 2014

ENDORFINA (2)


2
ENDORFINA

Celebramos la boda dentro de la Endorfina
Donde no entran los jefes ni los mosquitos
El encéfalo era una sala de fiestas circunscrito por gas neón vivo de color violeta y nosotros neurotransmisores de la energía luminosa en la época de los descampados antes de los rascacielos
Donde el mundo es una pelota de playa mapamundi
Pásamela! Te decía
Y me la pasabas de una patada
Y veíamos girar el mundo en el aire antiséptico en esa pelota de playa
Y se veía violeta
Tú y yo de viaje por el sol -salía de los altavoces-
en una nueva dimensión.
¿Qué podría ser mejor que estar siempre juntos tú y yo
de viaje por el sol en una nueva dimensión?
¿Qué podría ser mejor que estar siempre juntos tú y yo?” –sonando-
Y la cadencia etérea de este tema de Los Planetas se mezclaba con tu para siempre en mis oídos y se apretaban en mi corazón interruptores encendiendo un circuito de scalextric que lanzaba coches a toda velocidad por mis venas
Nos encontramos al hombre más rico del mundo
Que se había colado
Le di una patada en el culo y vi que soltaba una moneda
Entonces vinieron los demás y todos le pateamos el culo hasta que explotó como si fuera un videojuego en un gran puñado de monedas de oro que recogimos antes de que se desvanecieran
Dentro de la Endorfina los relojes no tenían números ni agujas
Una adivina me leyó la mano
Cada línea desembocaba dentro de ti.


Del poemario inédito "Diario de un poeta reciencasado (2014)".

domingo, 7 de diciembre de 2014

Prólogo de "Duelo al sol". Vicente Muñoz Álvarez



¿Qué hay de nuevo, viejos?


Tras la descomunal resaca del número anterior,Spanish Quinqui, que ha durado meses, nuestra tripulación se embarca en otra aventura: Duelo al sol: un homenaje al Salvaje Oeste que nos llevará (y a vosotros también, bizarros lectores) por el lado oscuro del sueño americano y almeriense buscando el camino de baldosas amarillas...


Siempre en nuestra línea, desde los márgenes y las trincheras, hemos desenterrado el hacha de guerra y nos hemos zambullido de cabeza en el Far West (más el de Sergio Leone que el de John Ford, más en el fango que en las praderas), bien provistos de peyote, balas y tequila...


Spaghetti (y acid y weird) western, oro, ferrocarriles, salones, prostitutas, duelos, venganzas, tramperos, tahúres, predicadores, traiciones, caballos, carros, cactus, bandidos, confederados, yanquis, desiertos, asaltos, serpientes y alacranes, tipis, caravanas, esclavos, cimarrones, Billy el Niño, Morricone, Castaneda, Clint Eastwood, Klaus Kinski, caspa, mugre, cárceles, tótems, Custer (vade retro), Lafuente Estefanía, ahorcados, linchamientos, fuertes, asedios, cabelleras, brujos, maldiciones, Sancho Gracia, 800 balas, México, pipas de la paz, Buffalo Bill, Gerónimo, Toro Sentado, La Frontera, Soldado Azul...


Los mejores narradores, poetas e ilustradores subterráneos de este país, reunidos ex profeso para la ocasión y listos para desenfundar... Y la sombra de los Indios Pieles Rojas (y de Leopoldo María Panero, al que dedicamos el suplemento Poemash) planeando sobre nuestras cabezas...

Ajustaos de nuevo los cinturones, queridos drugos, y preparaos, aviso, para las emociones fuertes.


Más que nunca hoy, somos Leyenda.


Vicente Muñoz Álvarez. Prólogo de "Duelo al sol", Vinalia Trippers 13, 2014.

jueves, 4 de diciembre de 2014

29 de noviembre. Manuel Vilas


29 de noviembre

Me perturba salir a la calle. Creo que la calle
es ficción. Por eso Jorge Luis Borges se volvió
ciego. Y su ceguera era un don de lo Alto.
Mejor no ver el mundo, que es falso.
Por eso yo solo veo mi pantalla del ordenador
y las palabras que escribo en esa pantalla, que
son más reales que lo que ocurre en el mundo.
Y si no existiese esa pantalla, proyectaría las
palabras sobre el cielo blanco.
Voy a escribir una novela de cien millones de
páginas. Nunca saldré de esta silla.
Soy el Big Bang de mí mismo.
Mejor doscientos millones de páginas. Jamás
tendrá fin.
Una novela infinita escrita por un ser
infinito.
Siempre sentado en la silla, renunciando a
todo, hasta la respiración. Me sobra hasta la
respiración, excesivo contacto con el mundo es
la respiración.
Me distrae hasta respirar de esta terrorífica
empresa.


Manuel Vilas. Listen to me. La Bella Varsovia, 2013.


  

martes, 2 de diciembre de 2014

Preludio de sombras



Pases de pecho en la solapa dibuja el compás de zapatos sin tacón
Puños cerrados lamieron pegamento
En las orillas de cirios encendidos y apagados
Sillones enamorados de sillas componen melodías de ojos
Mandos a distancia sin maletas
Pantalones color falda rezaron bajo piedras en curva
Corchos de anuncio
Sortilegio con gas
Cigarros apagados humedecen lapiceros
¡Azúcar son tus piernas!
Coronas cojas
Admitieron lentes perezosas de llanto.

viernes, 28 de noviembre de 2014

PRESENTACIÓN DE VINALIA TRIPPERS 13 "DUELO AL SOL" EN MADRID



VINALIA TRIPPERS 13

DUELO AL SOL

Y EL ESPECIAL POEMASH
DESEO DE SER PIEL ROJA

12 de Diciembre, viernes
21 hs
Calvario Bar
C/ Calvario 16, Madrid




domingo, 23 de noviembre de 2014

NUEVO LIBRO DE GROENLANDIA



Nuevo libro de narrativa

"Unos cuantos"

Inés Vázquez

Con prólogo de Carmen Cambres y fotografía de Alfonso Vila Francés

Ya disponible en la red:










miércoles, 19 de noviembre de 2014

DISECCIÓN DE UN CORAZÓN. Sandra Martínez


Mira los pájaros que hay detrás de los cristales

de ojos abiertos, disecados.

Todos los desamparados animales.
Todas las aves sin cobijo alguno.

Todos disecados.
Nuestros ojos,
nuestras almas.
Disecados todos.

Por la fuerza gravitatoria.

Disecados,
nuestros no-latidos se no-encuentran en las
vitrinas.

Déjame acariciar la piel de tus manos.


Sandra Martínez. Apuestas Nueve nuevos poetas (VVAA). La Bella Varsovia, 2014.



jueves, 13 de noviembre de 2014

REFUGIO TRANSITORIO. María Mercromina


Dos partículas anuncian que se entienden en la
distancia.

Pero yo
quise envolverte de días,
humo y placenta,
matar al pájaro
para poderlo tocar.
Escribir amor,
no decir hambre.

Quise también
enseñarte el uso de la fuga,
que no estremeciera la voz
al cambiar de cuerpo.

Pero mi grito de anoche
lo ves ahora.


María Mercromina. Apuestas Nueve nuevos poetas (VVAA). La Bella Varsovia, 2014.