lunes, 26 de diciembre de 2016

JACINTA EMPIEZA A NO COMPRENDER. José Moreno Villa


Jacinta no ve que siendo dulce es amarga,
no ve que su figura es de hueso y de carne,
de marfil y de cuerno,
de sangre, de piel, de cabellos, de agua,
de memoria, de voluntad, de inteligencia,
de amores y de odios,
de pasiones confusas y ensoñaciones claras.
No ve, Jacinta, sino el resultado.
No ve la divina tramoya.
No ve los dramas de la roca en la orilla,
del pensamiento caminando sobre sí mismo,
de la rosa en el fango.
¡Mundo resuelto,
vida resuelta,
final besucón de película!
Sí... Pero...
debajo de los muebles, detrás de las cortinas,
en el fondo del baño, sobre el lino nupcial,
kilómetros, millas de aburrimiento.


José Moreno Villa. Jacinta la Pelirroja, 1929.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada