miércoles, 23 de noviembre de 2016

Más frágil. Ana Patricia Moya


Que la inocencia de un niño,
que la cadera de una anciana
o que un cachorro abandonado
es mi corazón
de cemento y alambre.

No lo roces
con la punta de los dedos:
no me obligues a desgarrar el tuyo
con estas uñas
llenas
de polvo


y rabia.


Ana Patricia Moya. Píldoras de papel. HUERGA Y FIERRO EDITORES, 2016.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada