martes, 18 de marzo de 2014

TUS OJOS SE HAN VUELTO MI CENICERO. Natalia Litvinova


días y noches te he escrito, la primera frase era no
existe Rusia, París no existe.

mis manos se vuelven más y más invisibles, besarte es
besar una pared en blanco, y no nos hemos besado.

miro este cuerpo tan cuerpo, cuántos lo han amado
(¿quién podría amar un cuerpo perdido?), cuántos in-
viernos prematuros festejaron en su vientre.

al margen de esta hoja se escribe mi vida, y se asusta y
se intenta poesía, se intenta verso claro que fracasa y
se vuelve cuerpo.

leo el testamento de Kafka como única carta de amor.

pronto en París caerá la nieve. en Rusia también, otra
nieve. vendrá la primavera por vientre.

los que me han amado intentarán volver a mí por la
fuerza.

querido, tus ojos se han vuelto mi cenicero. besarte es
besar la desventaja del tiempo.

leo el testamento de Kafka, lo único que me queda.
mientras, regresan tranquilos los que me quieren santa
y desnuda.


Natalia Litvinova. Esteparia. ÁRTEse quien pueda, 2013.



4 comentarios:

  1. qué poema más bueno, el final es impresionante, las dos últimas estrofas, quizás, son soberbias. lo comparto, y dejo mi blog por si alguien quiere curiosear mis poemas, es http://alejandrovargassanchez.blogspot.com saludos

    ResponderEliminar
  2. Comparto con Alejandro,sobre todo...tus ojos se han vuelto mi cenicero,me ha encantado,rompe con esterotipos.

    ResponderEliminar
  3. me gusta tu estilo, Natalia, me parece original a la vez que honesto. si gustas, pasate por mi blog, un saludo
    http://novoyasermenos-isolda.blogspot.co.uk/

    ResponderEliminar